«

»

Mar 10

Lápiz sensible a la presión para el iPad

En la presentación del primer iPhone, Steve Jobs dejó claro que los stylus no estaban hechos para los Smartphones y decidió que sus teléfonos no llevarían lápiz.

¿Quién quiere un stylus? Puaj… Nadie!. Todos hemos nacido con el dispositivo más efectivo para utilizar una pantalla táctil: Nuestros dedos.

 

Es verdad, la gente no quiere sacar un puntero en medio de la calle para mandar un mensaje y luego volverlo a guardar. Pero ¿qué pasa si este dispositivo es una tablet?

Gracias a las aplicaciones, el iPad no sólo se utiliza en el ámbito doméstico sino que muchos profesionales lo utilizan para desarrolar su labor y un stylus puede serles útiles para tomar notas manuscritas o  simplemente hacer bocetos.

Apple se dio cuenta de esto sólo un año mas tarde que Jobs dijera que los stylus eran inútiles y patentó varios tipos de lápiz para tablets.

 

A principios del año 2011, un trabajador de la empresa de Cupertino aseguraba que estaban trabajando en una lápiz para el iPad enfocado sobretodo para el uso educativo.

Es una de las barreras para la comprar de un iPad por parte de escolares y estudiantes: la imposibilidad de tomar notas a mano o dibujar en clase.

 

Hasta ahora algunos fabricantes como Wacom han sacado lápices para utilizar con el iPad pero nadie había creado un stylus sensible a la presión al mas puro estilo S Pen del Samsung Galaxy Note.

El estudio de diseño industrial Ten One Desing han sido capaces de desarollar el Blue Tiger. Este accesorio para el iPad e iPhone todavía se encuentra en la fase de preproducción y no se sabe cuando se podrá encontrar en el mercado ni su precio.

El lápiz se conectará mediante Bluetooth 4.0 con el iPad, y así, mandarle la presión que se está ejerciendo sobre la tableta.

Entre sus características se encuentra la posibilidad de anular la sensibilidad de presión con la mano (para poder escribir cómodamente apoyando la mano) o un LED para notificar estados o indicar que color está seleccionado en la aplicación.

Con una sola pila de botón podría una autonomía superior a un año.

Para que se pueda utilizar correctamente el puntero se tienen que desarrollar aplicaciones especificas para él. Ten One Desig ya ha publicado las librerías necesarias que los desarrolladores se pongan manos a la obra.  Habrá que ver su precisión y fluidez pero viendo el vídeo demostrativo que la cosa no pinta mal.